OpenA
Nuevo León

'Quiero ser recordado como un guerrero': Don Erasmo

Quiero ser recordado como un guerrero: Don Erasmo
Foto: Brian Jiménez

Don Erasmo es una de las decenas de personas con discapacidad que se encuentran en el Centro de Monterrey y que pide diariamente la ayuda de la comunidad.

El Centro de Monterrey esconde muchas historias entre ellas las de personas con discapacidad que piden una moneda a los transeúntes para poder llevarse un "taco" a la boca; sin embargo, comúnmente son ignoradas por la sociedad.

El Horizonte recorrió las calles del centro de la ciudad y en la calle Morelos se encontró con Don Erasmo del Real García, un hombre de 65 años de edad que fue amputado de ambas piernas debido a que padece diabetes.

"Yo anteriormente tenía negocio propio y luego se empieza a deteriorar tu salud y bueno, te quedas sin nada; como quiera alcancé una pequeña pensión por parte del Seguro Social, pero son 2 mil 100 pesos y la bronca es que pago renta y no me sobra nada, porque con lo que me sobra, pago la luz, el agua, el gas.", dijo en entrevista.

El reto para Don Erasmo es doble, debido a que de él depende su esposa y su hijo, por lo que no puede "tirar la toalla".

"Tengo un  hijo que está también discapacitado y se puede decir que es lo que me motiva a seguir luchando porque pues quien lo va alimentar, quién le va llevar, ¿verdad?, ¿de dónde va sacar para comer?", explicó.

Llueve, truene o relampaguee, Del Real García está puntual en la que llama su área de trabajo desde las 11 de la mañana hasta las 5 de la tarde, pues más que el beneficio económico busca vitalidad.

"Quieras o no se te va el tiempo y lo utilizas como una terapia porque de lo contrario en la casa te llegan las enfermedades y además, nadie te lleva ni un kilo de tortillas.", puntualizó.

El habitante de la colonia 5 de Mayo, en el municipio de Escobedo, tiene claro que su lucha es permanente, no sólo por su condición sino por la estabilidad de su hijo de 39 años, quien es su mayor preocupación y aunque se dice consciente de que "va de salida", le gustaría que lo recordaran como alguien que nunca se rindió.

"Como un verdadero luchador, como un verdadero guerrero", añadió Don Erasmo, quien comentó que ni la pandemia lo detuvo.

"Yo todo el tiempo he estado aquí y no ha pasado nada, yo todavía sigo luchando, es más, el día que se apreció el Covid, aquí lo agarré a patadas", dijo de forma sarcástica.

no te pierdas las 5 del momento

X
×