El Horizonte Por: Redacción

Monterrey
Comentarios

¡Mucho ojo con el estrés!

Presta atención a los síntomas físicos y psicológicos que pueden desencadenar en otras enfermedades por los altos índices de estrés
¡Mucho ojo con el estrés!
Foto: Web

El estrés es una alteración del organismo provocado por  un cansancio mental debido a la exigencia de un rendimiento muy superior al normal. Vivir en este estado puede provocar una serie de padecimientos que con el paso del tiempo afectan la funcionalidad del cuerpo, mermando sus capacidades. 

Cabe recalcar, que cada ser humano posee diferentes niveles de tolerancia para sobrellevar el estrés y debe conocer cuáles son sus propios límites para evitar que la salud se deteriore por la sobreexposición de responsabilidades o también por el inadecuado manejo de emociones. Para una mayor atención puedes visitar a un especialista en el área de salud

A continuación te presentamos algunas de las enfermedades que se derivan al tener al estrés como un acompañante de vida.

Dolor de cabeza

Este se vuelve uno de los principales padecimientos que se desencadenan, ya que se encuentra directamente ligado con la zona cerebral y provoca la contracción de los vasos sanguíneos, por lo que disminuye el flujo de sangre al encéfalo y aumenta la tensión en la cabeza. Puede convertirse en una situación crónica cuando se acompaña de sensibilidad a la luz, irritabilidad y problemas visuales. 

Problemas digestivos 

Estos síntomas suelen pasar desapercibidos por la mayoría de las personas ya que tienden a asociarlos a problemas gastrointestinales o con la manera de comer. La realidad es que existe un estrecho vínculo entre ambos sistemas gracias a la conexión de los neurotransmisores del cerebro. Este último produce cortisol de manera excesiva que aumenta las secreciones ácidas como ardor y reflujo, también provocando náuseas y vómitos. 

Enfermedades cutáneas

Aunque sea común relacionársele con factores externos como el sol y las toxinas, el estado emocional influye mucho pues debilita la dermis, una capa debajo de la piel haciéndola más sensible a las agresiones externas, que se pueden manifestar con problemas como neurodermatitis, eczema, psoriasis, irritación y enrojecimiento, además de brotes y alergias. También las manos pueden inflamarse sin razón aparente, acompañadas de una sensación de dolor. 

Caída excesiva de cabello 

El cuero cabelludo puede perder fuerza ante grandes niveles de estrés o por tiempos prolongados, además de presentar dificultades en su crecimiento. Las hormonas dificultan el proceso de oxigenación y nutrición de las hebras del pelo llegando a presentar problemas de calvicie de forma imparcial, solo en algunas zonas o de manera total. El volumen también disminuye, perdiendo su grosor y resistencia. Aunque productos para detener el problema, solo desaparece por completo con el control del estrés.



COMENTARIOS

El Horizonte Por: Redacción

Monterrey
Comentarios
 Comentarios

A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto. Para más información lea porfavor nuestro Aviso de Privacidad

Volver arriba