OpenA
Finanzas

Canasta básica se come los bolsillos

Canasta básica se come los bolsillos

Lideran incrementos la cebolla, papa, chile y limón, según datos publicados por la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC).

Los productos de la canasta básica siguen “comiéndose” el bolsillo de los mexicanos, y es que 32 de los 40 artículos considerados en este grupo reportan un alza en su precio durante el último mes.

La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) realizó un sondeo 15 de agosto al 15 de septiembre del presente año, y por medio de este ejercicio -en donde considera precios de CDMX, Tlaxcala, Hidalgo, Jalisco, Tabasco, Nuevo León, Guanajuato, Edomex, Querétaro, Guerrero, Puebla, Sonora, Morelos, Zacatecas y Oaxaca- se detectó que los incrementos están liderados por la cebolla que pasó de comercializarse de $17.00 a $54.00 pesos; seguida de la papa que pasó de venderse de $30.00 a $64.00 pesos.

El tercer y cuarto producto con mayor variación son el chile que pasó de $20.00 a $36.00 pesos y el limón que el mes pasado se encontraba en $17.00 y ahora se vende en $31.00 pesos, según informó dicho organismo.

“Los resultados del estudio consienten la escalada inflacionaria de precios que han venido enfrentando los consumidores mexicanos prácticamente en los últimos dos años y que todo indica seguirá al alza, superando el 8.7% de inflación general, 10.55% de inflación alimentaria y 16% de la inflación en los productos agropecuarios en agosto, acercándonos cada vez más a un índice inflacionario de dos dígitos en los próximos meses”, alertó Cuauhtémoc Rivera, presidente de ANPEC.

Recordó que del 4 de mayo, fecha en que se firmó el Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC) al corte, han pasado cuatro meses y medio “y contando', y los precios de los productos básicos no ceden.

“Lamentablemente los precios de los alimentos no bajan y siguen subiendo con las consecuencias sociales que esto implica; urgen políticas públicas efectivas en apoyo al consumo popular de la población más vulnerable del país, de las grandes mayorías.

Pasado el regreso a clases y los festejos patrios, nos dirigimos a un slom obligado de consumo, derivado de lo extenuado y estresados que quedaron los bolsillos de la economía familiar”, comentó

Agregó que a eso se suma que la inflación en Estados Unidos también se sigue desbordando y, para todo fin práctico, “su economía vive un ciclo de recisión, de pronósticos reservados; en los mercados existe demasiado nerviosismo por el comportamiento del consumo en aquella nación, producto de la inflación y la elevación de las tasas de interés por la FED (Reserva Federal de los Estados Unidos), que por consecuencia emplaza a nuestro banco central, el Banco de México, a seguir elevando las tasas de interés en nuestro país”. ANPEC considera necesario advertir a los consumidores los detalles de los “grises casi obscuros” que presenta la economía respecto a la escalada inflacionaria de precios en los alimentos, con el fin de que las familias sepan priorizar su gasto de la mejor manera que le sea posible.


×