Internacional

Misil ruso deja 12 muertos en edificio de departamentos

Foto: AP
Foto: AP

Un misil ruso dejó como saldo a doce personas y más de 20 heridos tras impactar en un edificio de departamentos en la ciudad de Dnipro.

Doce personas murieron y más de 20 resultaron heridas en la ciudad de Dnipro, en el sureste del país, donde un ataque con misiles rusos destruyó una sección de un edificio de apartamentos, informó el gobernador regional Valentyn Reznichenko. Las fotos mostraban una brecha enorme en el edificio de nueve pisos.

También fueron alcanzadas instalaciones de infraestructura en la región occidental de Leópolis y en la nororiental Járkiv. La capital, Kiev, también fue atacada.

Reino Unido proporcionará tanques Challenger 2 y otros sistemas de artillería después de que el primer ministro habló el sábado con el presidente Volodymyr Zelenskyy, precisó la oficina de Sunak en un comunicado.

No dijo cuándo se entregarían los tanques ni cuántos. Los medios británicos informaron que cuatro tanques de batalla Challenger 2 del ejército británico se enviarán a Europa oriental de inmediato y que ocho más seguirán poco después. No citaron fuentes.

Zelenskyy tuiteó su agradecimiento a Sunak el sábado “por las decisiones que no sólo nos fortalecerán en el campo de batalla, sino que también enviarán la señal correcta a otros aliados”.

Desde hace meses Ucrania ha buscado recibir tanques más pesados, incluidos los tanques Abrams de Estados Unidos y los Leopard 2 de Alemania, pero los líderes occidentales han estado procediendo con cuidado.

La República Checa y Polonia han proporcionado tanques T-72 de la era soviética a las fuerzas ucranianas. Polonia también ha expresado su disposición a proporcionar una compañía de tanques Leopard, pero el presidente Andrzej Duda enfatizó durante su reciente visita a la ciudad ucraniana de Leópolis que la medida solo sería posible si forma parte de una coalición internacional más grande de tanques de ayuda a Kiev.


Francia dijo este mes que enviaría vehículos de combate blindados AMX-10 RC a Ucrania, denominados “tanques ligeros” en francés. Estados Unidos y Alemania anunciaron la misma semana que enviarían vehículos de combate Bradley y vehículos blindados de transporte de personal Marder, respectivamente, por primera vez.

El anuncio de Sunak se produjo mientras las fuerzas rusas disparaban misiles contra Kiev y otras partes de Ucrania el sábado, en la primera gran andanada en días.

En la ciudad de Dnipro, los rescatistas usaban una grúa para tratar de evacuar a las personas atrapadas en los pisos superiores del edificio de apartamentos, algunas de las cuales hacían señales con las linternas de sus teléfonos, informó en Telegram el subjefe de la oficina presidencial de Ucrania, Kyrylo Tymoshenko. También dijo que probablemente había personas bajo los escombros.

En la región nororiental de Járkiv, el gobernador Oleh Syniehubov informó que dos misiles rusos alcanzaron una obra de infraestructura el sábado por la tarde, tras un ataque similar por la mañana, En la ciudad homónima de Járkiv, la segunda mayor ciudad del país, el metro suspendió sus operaciones en medio de los ataques, según su canal de Telegram.

Otra instalación de infraestructura fue atacada en la región occidental de Leópolis, según el gobernador Maksym Kozytskyi.

Los sistemas de defensa aérea también se activaron en otras regiones de Ucrania y, mientras sonaba otra ronda de sirenas de ataque aéreo en todo el país por la tarde, los funcionarios regionales instaron a los residentes locales a buscar refugio.

Vitali Kim, gobernador de la región sur de Mykolaiv, insinuó en una publicación en Telegram que se interceptaron algunos misiles sobre su provincia.

Previamente, también hubo explosiones el sábado en la capital nacional, Kiev. Las explosiones ocurrieron antes de que sonaran las sirenas antiaéreas, lo cual fue inusual. Es probable que las explosiones ocurrieran antes de que sonaran las sirenas de advertencia porque el ataque fue con misiles balísticos, que son más rápidos que los misiles de crucero o los drones.


Según el portavoz de la fuerza aérea ucraniana, Yurii Ihnat, Rusia atacó Kiev con misiles balísticos lanzados desde el norte.

“La balística no es fácil de detectar y derribar por nosotros”, dijo a los medios locales.

La advertencia sobre la amenaza de misiles llegó tarde debido a la falta de datos de radar e información de otras fuentes.

Un objetivo de infraestructura fue alcanzado en el ataque con misiles de la mañana, según funcionarios ucranianos.

Se escucharon explosiones en el distrito de Dniprovskyi, una zona residencial en la orilla izquierda del río Dniéper, precisó el alcalde de la capital, Vitali Klitschko. Fragmentos de un misil cayeron en una zona no residencial del vecindario de Holosiivskyi, en la orilla derecha, y un edificio de la zona sufrió un incendio, agregó el regidor. Por el momento no se han reportado muertos.

Este fue el primer ataque contra la capital ucraniana desde la noche del 1 de enero.

El sábado por la mañana, dos misiles rusos cayeron en la ciudad de Járkiv. Los ataques con misiles S-300 tenían como objetivo “objetos energéticos e industriales de Járkiv y la región (periférica)”, dijo el gobernador Syniehubov. No se han reportado víctimas, pero era posible que se aplicaran apagones de emergencia en la ciudad y otros asentamientos de la región, dijo el oficial.

En la ciudad de Avdiivka, en el este de Ucrania, donde los combates son más intensos, tres personas murieron el sábado en ataques de artillería rusa, informó el alcalde Vitalii Barabash.

Los ataques se produjeron en medio de reportes contradictorios sobre el destino de la disputada ciudad salinera de Soledar, en el este del país. Rusia dijo que sus fuerzas tomaron la localidad, lo que supondría una inusual victoria para el Kremlin tras una serie de humillantes reveses en el campo de batalla.

La viceministra de Defensa de Ucrania, Hanna Malyar, dijo el sábado que “continúan las fuertes batallas por Soledar”.

Moscú ha presentado la batalla por Soledar y por la cercana ciudad de Bakhmut como clave para capturar la región oriental del Donbás, que comprende las provincias parcialmente ocupadas de Donetsk y Luhansk, y como una forma de frenar a los mejores efectivos de las fuerzas ucranianas para evitar que lancen contraataques en otros lugares.

Pero esto es válido para los dos bandos, ya que Kiev asegura que su férrea defensa de los bastiones orientales ha ayudado a paralizar a las tropas rusas.

Con información de AP.

ADS
×