Escena

Esta será la preciada corona que usará el Rey Carlos III

Fotografía: AP
Fotografía: AP

Durante la coronación, el nuevo rey de Reino Unido usará una pieza con un gran legado, pues se trata de la corona de San Eduardo, misma que uso su madre.

 La Corona de San Eduardo, la pieza central de las Joyas de la Corona vista por millones de personas cada año en la Torre de Londres, fue trasladada a un lugar no revelado para ser modificada en preparación para la coronación del rey Carlos III el próximo año.

La medida se mantuvo en secreto por razones de seguridad hasta que se completó la operación, dijo el sábado el Palacio de Buckingham en un comunicado. El palacio no proporcionó detalles y no dijo dónde se llevaría a cabo el trabajo de modificación.

Carlos será coronado el 6 de mayo en la Abadía de Westminster, en una ceremonia que abarcará el pasado pero mirará al mundo moderno después del reinado de 70 años de la difunta reina Isabel II. La Corona del Estado Imperial también se utilizará durante el servicio.

Se cree que los monarcas han utilizado diferentes versiones de la corona de San Eduardo desde el siglo XI.

La corona actual se hizo para Carlos II en 1661, como reemplazo de la original, que se fundió en 1649 después de que la Cámara de los Comunes aboliera la monarquía y declarara un estado libre asociado durante la Guerra Civil Inglesa. Se pensaba que el original se remontaba a Eduardo el Confesor, que reinó entre 1042 y 1066.

La corona incluye un marco de oro macizo de 2,23 kilogramos (4,91 libras), engastado con rubíes, amatistas, zafiros, granates, topacios y turmalinas, un capuchón de terciopelo morado y una banda de armiño. Fue usado por Isabel II durante su coronación en 1953.

Carlos será coronado en una ceremonia religiosa solemne dirigida por Justin Welby, el arzobispo de Canterbury, dijo el palacio en un comunicado. Camila, la reina consorte, será coronada junto a su marido.

El palacio está planeando la coronación, conocida como Operación Orbe Dorado, ya que Carlos y su heredero, el Príncipe Guillermo, buscan demostrar que la monarquía sigue siendo relevante en la Gran Bretaña moderna.

Si bien hubo un respeto generalizado por Elizabeth, como lo demostraron las decenas de miles de personas que esperaron horas para desfilar ver desfilar su ataúd, no hay garantía de que la reverencia se transfiera a Carlos.


Con información de AP. 

ADS
×