Manuel Rivera

pluma_1x1_4ff1545c4c
Recuerdos de una vida olvidable

Mirando hacia afuera

Muchas miradas he conocido, gozado y sufrido. Las peores son las que no recuerdo y las mejores aquellas cuya luz hubiera deslumbrado mi conciencia, en caso de tenerla.

Hay las que matan, como

¿Transparente o grosero?

¿Por qué satanizar las tonterías cuando estas son expresadas sin cortapisas y a veces hasta son presumidas?

¿Acaso sacarlas del closet no es un acto honesto que muestra sin máscaras la

Confesión íntima para el debate público sobre las corridas de toros

Las circunstancias presentes son la llave del cajón de los recuerdos.
De ahí sale el siguiente texto, vigente debido al tema que aborda y quizá comprometedor por mostrar uno de los

Segunda edición, corregida y aumentada

Podría afirmar que esta columna es de actualidad porque ilustra rasgos propios de la nueva generación de gobernantes, donde existen algunos individuos que conciben su tarea como la de los reyes

Lección universal en una comunidad rural

¿De qué otra cosa voy a vivir que no sea de mis recuerdos, si tan pronto llega el presente se refugia en mi memoria?

Conste, no me refiero al discurso dictado por las personas que antes de

Una triste columna

¿Por qué si un día la autoridad ambiental de Nuevo León atribuyó sin el menor esbozo de una sonrisa la contaminación del aire a las carnes asadas, no se ha manifestado sobre los efectos de la

Semejantes (demasiado)

Si los seres humanos compartimos origen, viajamos en el espacio a bordo de una misma nave o planeta, tenemos necesidades similares y poseemos iguales derechos naturales, ¿por qué muchos

¿Paz?... ¡Paz paz paz!

Estoy seguro de que no fui la única persona que padeció impensados ataques durante el cierre del año.

Desde mi perspectiva —¿de cuál otra podría ser, si no soy gobernante, es decir,

Ensalada navideña

Si el tiempo es capaz hasta de socavar complejos, ¿qué no hará con las ilusiones y prejuicios?

El último mes del año es favorable para reflexionar, entre otras cosas, sobre los efectos

Corazón grande, antes que puño fuerte

No tengo más remedio que aceptarlo: hay amaneceres en los que resulta difícil mantener el pesimismo alimentado por pretendidos “liderazgos” en el país y algunas entidades

Una columna ociosa

Como si volteara a ver mi conciencia, la ventana de la recámara que ocupo muestra un paisaje obscuro.
Mientras a ciegas busco en la madrugada temas para descomponer palabras, aparece el asunto

Soberbia

“¡Muchacho, no seas soberbio!”, gritaba mi abuelita paterna cuando mi adolescencia descontrolada presagiaba una adultez aún más desordenada.

Tras esas palabras seguía la repetición

Una columna de risa

Amanecí pensando en la figura del payaso, símbolo del circo y de la niñez anterior al uso generalizado del teléfono celular.

Cuando era niño esos actores me inspiraban temor; sin

Lo enojado no quita lo valiente

¿Cuál es uno de los indicadores para conocer el grado de cobardía del hombre?, es una pregunta que nadie me ha hecho y que posiblemente sea ajena al interés de la mayoría de las

×