OpenA
Nacional

¡Por fin! Abre la frontera después de 1 año y 8 meses

¡Por fin! Abre la frontera después de 1 año y 8 meses
Foto: Antonella Michelena

Autoridades piden certificado de vacunación y sólo en contados casos, señalan que esperan 40% de aumento en la afluencia este lunes y filas hasta de 8 horas

En la frontera entre México y Estados Unidos se vivió una noche de contraste ante la reactivación de los cruces fronterizos terrestres a viajes no esenciales.

¡Por fin! Abre la frontera después de 1 año y 8 meses

Ya que por una parte quienes acudían de otras partes del país a las ciudades texanas lo hacían con gusto, pero no así quienes habitualmente cruzan la frontera para trabajar o estudiar.

A las 0:00 horas las garitas se abrieron para turistas mexicanos con viajes no esenciales, los requisitos para poder cruzar a EUA son el pasaporte mexicano y la visa estadounidense vigentes, una prueba de haber recibido el esquema completo de vacunación.

Y un dato importante: las vacunas deben haberse aplicado 14 días antes de la fecha en que se intenta ingresar a Estados Unidos.

Los agentes en la garita de Reynosa-Hidalgo, en la frontera de Tamaulipas con EUA, en algunos casos solicitaban una de estas cuatro pruebas de vacunación: el certificado del gobierno mexicano con código QR (registro impreso "verificable"), o una imagen en el celular del mismo (registro digital verificable); pero también se podía llevar el registro o papeleta llenada a mano que se otorga cuando se aplica la vacuna (registro impreso no verificable), e incluso una foto del mismo (registro digital no verificable).

"Sabemos que tienen una necesidad grande de entrar, casi 2 años... Lo que queremos ya es que regrese a lo que es normal", dijo un funcionario del citado puente internacional.

Eso sí, los cruces peatonales que durante la medianoche tardaron de una o dos horas, para mediodía se espera que sean hasta de 8 horas, pues recibirán un 40% más de afluencia.

Esto causó molestias a los residentes que todos los días cruzan la frontera para trabajar o estudiar, pues tuvieron que llegar hasta dos horas más temprano de lo habitual.

Lo anterior contrasta con la alegría que fue notoria en los turistas que después de 20 meses finalmente pueden volver a hacer compras en Estados Unidos o a visitar familiares.

Las autoridades separaron a residentes y turistas para no afectar a los primeros, pero de todas maneras el retraso fue inevitable, sobre todo durante las primeras horas de la noche cuando llegaron los visitantes de fuera, principalmente de Nuevo León.

Ya pasada la una de la mañana el flujo peatonal y vehicular fue disminuyendo, pero se espera que desde las primeras horas del día se acrecienta, pues los comercios ya estarán abiertos y las familias y amistades también buscarán reunirse.

Al principio la fila peatonal fue la que tomó más tiempo y mucha gente, desesperada, optó por ir por sus vehículos y cruzar en ellos, porque era más rápido. También hubo personas que pidieron alojamiento a familiares desde el domingo para no cruzar el lunes con sus niños.

×