ofrece_estado_disculpa_publica_a_familiares_de_ismael_mondragon_1ede16a9fa
Nacional

Ofrece SEGOB disculpa pública a familiares de Ismael Mondragón

Arturo Medina, subsecretario de la SEGOB, ofreció una disculpa pública a familiares de Ismael Mondragón Molina, niño fallecido a causa de una negligencia médica


  • 21
  • Enero
    2024

En un evento encabezado por el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de Gobernación, Arturo Medina Padilla, se llevó a cabo un acto de reconocimiento de responsabilidad por el fallecimiento de Ismael Mondragón Molina, niño que falleció a causa de una negligencia médica en diciembre de 2004.

Ismael Mondragón, que contaba con solo 1 año y 11 meses de edad, perdió la vida a causa de una mala práctica médica atribuida a personal médico del Hospital Infantil del Estado de Sonora, institución pública. 

En el acto llevado a cabo, 20 años después, se reconoció de responsabilidad por la violación a los derechos humanos de Ismael. 

Dicho esto, Medina Padilla expresó una disculpa a nombre del Estado mexicano por los daños causados a los padres, Elizabeth Molina Hernández y Edgar Mondragón Bustamante, quienes hicieron acto de presencia al evento. 

“Para nosotros es importante decir que la disculpa pública que se da el día de hoy, aquí, es un paso más en el proceso de justicia, de verdad y de reparación, pero que no extingue otras rutas que la familia ha expresado y que ha planteado”

Arturo Medina Padilla

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en el mundo alrededor de 134 millones de personas sufren cada año algún tipo de percance como consecuencia de la falta de seguridad en la atención hospitalaria en los países de ingresos medianos y bajos, lo que provoca 2.6 millones de defunciones al año. 

En nuestro país no existen actualmente mecanismos para sancionar a médicos que ejercen malas prácticas. De efectuarse demandas civiles, o denuncias penales, pueden tardar años para su procedimiento y las instancias gubernamentales son inoperantes. 

Ante ello no sorprende, de manera crítica, que una instancia pública haya tardado casi 20 años en reconocer una negligencia en un caso como muchos que hay en nuestro país.


Comentarios

publicidad
×