Local

Pronostican invierno seco y caliente en Nuevo León

Foto: Especial
Foto: Especial

Estiman que en meses de 'pleno frío' caerá casi 60% menos lluvia de lo normal; por otro lado, anticipan que la primavera será buena.

Si a usted le agrada el frío que se está experimentando en Nuevo León, ¡disfrútelo!, ya que según los pronósticos el invierno regio se prevé seco, por lo que no habrá tanta lluvia... ¡Y cálido!

Y es que según el modelo de pronóstico climatológico de la Comisión Nacional del Agua, se espera que en algunos meses de pleno invierno, como enero, llueva casi 60% menos de lo normal y otros, como diciembre, se alcancen hasta ¡37 grados centígrados de temperatura!

En entrevista con El Horizonte, la experta de la Conagua en el estado, Dulce Cruz Torres, estimó que el invierno será caliente precisamente porque lloverá menos, es decir, no habrá tanta humedad que potencialice el frío.

Tal situación, dijo, debe tomarse como alerta para ser cuidadosos en el uso del agua que actualmente tiene las presas, ya que aunque se recargaron en septiembre, siguen sin estar en “condiciones óptimas”.

“No tendríamos un invierno muy crudo y esto también lo podemos ver o se traduce en que si no tenemos precipitaciones, pues vamos a tener varios días de sol, de condiciones de cielo despejado, entonces esto, pues ayuda a que las temperaturas se incrementen durante las tardes”, señaló.

Según los pronósticos, para noviembre se estima que caerán 12.4 milímetros (mm) de agua, que son 45% menos que el promedio de 22.4 mm.

Para diciembre se estiman precipitaciones por 9.3 mm que son 52% menos que los 19.2 de los esperados y para enero, se contempla que caerán 8.8 mm que son 57% menos que los 20.5 que se precipitan normalmente en ese mes.

En tanto, se estima que las temperaturas mínimas durante invierno podrían ser de 0 grados, pero en algunos días hasta los 37 grados.

De hecho, durante todo el año, las precipitaciones han estado por debajo del promedio.

Los únicos meses en que estuvieron arriba, según datos de Agua y Drenaje de Monterrey, fue en agosto y septiembre.

En agosto, caen en promedio 80.2 mm y cayeron 91.2 mm, que son 14% más.

En septiembre, se precipitan, en promedio 150 mm de agua, y fueron 189 que son 25% más.

Pero en el promedio anual, el registro sigue abajo de lo normal.

De enero a octubre pasado cayeron 275 mm, que son 54% menos que los 592 que deben llover.

“Tuvimos únicamente un mes que fue septiembre en donde tuvimos una ligera recuperación en cuestión de los valores promedios, pero no es suficiente porque aun así nuestras presas no las tenemos en las condiciones óptimas que consideraríamos”, apuntó Cruz Torres.

- Tal vez para abril

La experta señaló que posiblemente para el mes de abril es cuando haya una recuperación, es decir, cuando llueva por encima del promedio.

Sin embargo, afirmó que nadie puede confiarse, por lo que se debe redoblar el cuidado del líquido.

“En algunos de los modelos que nos reflejan a seis meses parecería que durante el mes de abril, podríamos tener condiciones muy cercanas al promedio, incluso por arriba; repito, es todavía faltan muchos meses.

“Es un pronóstico a largo plazo que se debe tomar con reserva, verdad, pero pareciera que si por ahí de la primavera, posiblemente de 2023 pudiésemos tener condiciones, por lo menos normales”, explicó la especialista”, indicó.

ADS
×