OpenA
Finanzas

Descarta México conflicto con Estados Unidos y Canadá

Descarta México conflicto con Estados Unidos y Canadá
Foto: Reuters

México recibió solicitudes de sus socios comerciales del norte para el inicio de consultas con relación a su política energética.

El gobierno mexicano aclaró que no existe un conflicto diplomático ni tampoco una disputa con Estados Unidos y Canadá a causa de lo establecido en el T-MEC. 

Más bien, lo que sucede es que hay una solicitud para el inicio de consultas, luego de que compañías estadounidenses y canadienses se quejaron de enfrentar trabas para obtener más contratos energéticos en México

 La Secretaría de Economía, liderada por Tatiana Clouthier, dijo que la consulta no es más que un llamado al diálogo entre los dos países –en tono amistoso y no ´´contencioso"–, derivada de la inconformidad de dos empresarios. 

´´El gobierno de México externa su voluntad para alcanzar una solución mutuamente satisfactoria durante la etapa de consultas", recalcó. 

La dependencia federal además explicó que estas consultas forman parte de lo establecido en el Artículo 31.4 (consultas) del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y constituyen la etapa no contenciosa en el mecanismo general de solución de controversias. 

 En el caso de Estados Unidos, se inició el proceso de solicitud de consultas en el marco del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, argumentando políticas discriminatorias a favor de Pemex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), resultando afectados algunos privados. 

Es decir, se trata de un proceso solicitado por las empresas privadas, y no generado desde el gobierno de Estados Unidos, aclaró.  

El acto es encabezado por empresas como Talos Energy, con respecto a la explotación de hidrocarburos en el campo Zama, en Tabasco, y, Monterra Energy, por presuntos actos discriminatorios que impiden sus operaciones en Tuxpan, Veracruz.  

"Las consultas constituyen la etapa no contenciosa del mecanismo general de solución de controversias que prevé el T-MEC", señaló la Secretaría de Economía al respecto. 

Indicó que a partir de esta fecha en que fue hecha la solicitud de consulta, ambos países tienen un periodo de 75 días para solucionar la controversia durante esta etapa.  

En caso de no llegar a un acuerdo mutuamente satisfactorio sobre la correcta aplicación e interpretación de estas disposiciones, Estados Unidos podrá solicitar el establecimiento de un panel para que decida sobre este asunto. 

¿Qué sigue en el proceso?

La petición de consultas detona un proceso que tiene una duración máxima de 75 días para solucionar el asunto, en el que las consultas se deberán celebrar a más tardar 30 días después de la solicitud formal que fue el 20 de julio. 

Si en el periodo de consultas no se alcanza un acuerdo, se podrá solicitar un panel de solución de controversias

El panel estaría integrado por tres o cinco panelistas elegidos a partir de una lista preaprobada por los tres países miembros del Tratado que sería a más tardar el 2 de noviembre.

Una vez definidos los integrantes, el panel tendrá un plazo de 150 días para emitir un reporte inicial y después 30 días para presentar el reporte final, dependiendo del cual los países acordarán una solución a la controversia. 

Durante el proceso de solución de la controversia energética, la Secretaría de Economía será la encargada de coordinar la defensa del Estado mexicano.

De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) el proceso de solución de controversias bajo el T-MEC en este caso inicia con la solicitud de realización de consultas este 20 de julio y podría terminarse hasta un informe final en mayo de 2023 si se llega al establecimiento de un panel.

Señaló que los periodos están sujetos a alteraciones en casos excepcionales y solicitudes de suspensión contempladas en el Capítulo 31 del T-MEC.

no te pierdas las 5 del momento

X
×